¿Por qué debería contratarte a ti? Habilidades sociales (II parte)

Maria Burgaz

Maria Burgaz

En la primera parte del post, os hablaba de cómo nuestras habilidades personales pueden hacernos destacar del resto de candidatos o, al menos, ayudarnos a ello.
Pero hay otro aspecto muy importante también que nos puede acercar a esa segunda entrevista, y que son las habilidades sociales.

Para saber qué habilidades sociales tenemos y cuáles nos hace falta desarrollar, es imprescindible haber hecho un gran ejercicio de autoconocimiento y autoaprendizaje que nos ponga en situación, también ayuda un entorno de confianza que nos diga cuáles son nuestros puntos fuertes y débiles en este aspecto.
Con la finalidad de ayudaros en lo posible, pasaré a describiros lo que son habilidades sociales y cuáles son las más reconocidas en el ámbito laboral.

En primer lugar, las habilidades sociales son aquellas conductas que nos permiten actuar en entornos interpersonales de forma adecuada y que generen respuestas positivas en la otra persona. Básicamente, las habilidades sociales son las que nos ayudan a no formar escándalos en público.

No hay que pensar que las habilidades sociales sólo son importantes en el ámbito laboral o en el personal, muy al contrario, son importantes en cualquier apartado de nuestra vida cotidiana. En concreto, en el ámbito laboral nos ayudan para trabajar en equipo, promocionar profesionalmente e integrarnos en la empresa.

Existen infinidad de tipologías de habilidades sociales, desde las más básicas, que se aprenden cuando aún somos pequeños (como escuchar o dar las gracias), hasta las más específicas, como por ejemplo aquellas que nos ayudan a dar respuesta a las situaciones de estrés (como formular una queja o responder a ella). Pero hoy sólo voy a centrarme en las que necesitamos para responder adecuadamente a cualquier situación que se nos pueda dar en el día a día laboral.

comunicacionComunicación. Esta es una de las habilidades básicas que os decía antes. Para que exista una buena comunicación es necesario que el mensaje se emita y se reciba adecuadamente. Para autoevaluar tu capacidad comunicativa, te puedes hacer unas preguntas y responderte de forma totalmente sincera: Cuando expongo algo, ¿entienden lo que quiero decir o surgen dudas habitualmente por parte de mi auditorio?; La interpretación de mi mensaje, ¿suele ser la que yo pretendía o se malinterpreta?; ¿Se motiva, se explica, se convence al comunicar?; ¿Mi interlocutor tiene opción a ofrecerme su feedback?; ¿Ahorro tiempo, el mío y el de los demás, o por el contrario tiendo a alargarme más de lo necesario?; ¿Practico la escucha activa cuando me hablan?; ¿Me quedo con la interpretación más clara o tiendo a darle vueltas al contenido?; ¿Ofrezco mi opinión cuando se me da la oportunidad o tiendo a darla cuando no se me da? Es bueno que nos hagamos estas preguntas cada cierto tiempo, porque la adquisición de esta capacidad no implica que no haya que trabajarla.

empatiaEmpatía. Esta es la capacidad que nos hace sentir como los demás, participar de sus sentimientos y emociones como si fuesen propias. No debe confundirse con “Si fuese yo, a mí me gustaría que hiciesen esto así”. La empatía precisamente trata de poder tratar a los demás como a ellos y sólo a ellos, les gustaría que los tratasen, y no en tratar como a uno mismo le gustaría.  Para averiguar si tenemos empatía (y mejorarla), podemos respondernos a estas preguntas: ¿Tiendo a quitar importancia a lo que preocupa a otras personas?; ¿Siento compasión por la persona que me cuenta sus problemas?; ¿Juzgo?; ¿Me pongo como ejemplo porque he pasado por una situación similar? Si has contestado sí a alguna de estas preguntas, puedes trabajar tu empatía reconociendo las preocupaciones o logros de los demás, escuchando de forma abierta y mostrando interés y pensando en las diversas posibilidades según la información que nos ofrece la otra persona.

trabajo en equipoCapacidad de trabajo en equipo. La necesitamos para trabajar con otras personas de forma coordinada, comunicativa, confiada y comprometida en la consecución de un objetivo común. Existen tres estadios de trabajo en equipo: la colaboración, la implicación en el proyecto y el liderazgo de trabajo. Como su propio nombre indica, el trabajo en equipo se alcanza y mejora en equipo, mediante ciertas técnicas de entrenamiento de grupo, pero tú puedes hacer también algunas cosas para mejorarlo, algunas actitudes de las que hay que prescindir si se quiere mejorar: las actitudes pasivas o agresivas, el desacuerdo constante, la oposición a la lógica, desviación de la atención, aislarse del grupo…

Juncos al vientoFlexibilidad. Nos permite reconducir aquellos cambios o contratiempos que surjan durante el desarrollo de un proyecto. Demostraremos más o menos flexibilidad dependiendo de la magnitud del proyecto, número de personas implicadas, duración y dificultad del cambio. La verdadera habilidad consistirá en encontrar un equilibrio a esta adaptación, es decir, no siendo rígidos, pero tampoco moldeándonos demasiado a los deseos de los demás.

Asertividad. La última pero no por ello menos importante, la asertividad es la más compleja y difícil de trabajar de todas las habilidades sociales necesarias para el mundo laboral. Implica una actitud de autoafirmación y defensa de nuestros derechos y

opiniones, en forma adecuada y respetando, al mismo tiempo, los derechos de los demás. Guarda estrecha relación con otras habilidades, como la inteligencia emocional, la empatía y la autoestima, las cuales habrá que adquirir o mejorar para conseguir avanzar en una conducta asertiva. Aunque la asertividad es, como he dicho, muy compleja y da para un post entero dedicado a ella, hay dos actitudes que hay que evitar para ser una persona asertiva: la pasividad y la agresividad. Sabes si eres una persona asertiva si te conoces y te aceptas incondicionalmente, no exiges sino que pides las cosas que quieres, te mantienes fiel a ti misma, puedes comunicarte con personas de todos los niveles y comprendes y manejas adecuadamente tus sentimientos y los de los demás. No es fácil ser asertivo, pero os explicaré una buena técnica que se compone de tres fases: aceptación, “pero” y propuesta de acuerdo o salida. Un ejemplo de conversación asertiva sería el siguiente:conversacion asertiva 2

O bien,

conversacion asertiva 1

De esta manera haces patente tu interés, pero defiendes tu derecho personal y le ofreces una salida respetando su derecho.

Hay aún muchísimo que ahondar sobre este tema, pero no quiero aburriros, así que continuaremos más adelante. Mientras tanto, ¿qué tal si hacemos estos ejercicios de autoevaluación y vemos en qué podemos mejorar? No es tan fácil, como habréis visto, ser empático ni buen comunicador ni asertivo, ¿verdad? Yo misma, estoy trabajando en mi empatía y mi asertividad. Mi punto fuerte, en cambio, es el trabajo en equipo, y lo sé porque por mis mil trabajos eventuales he tenido que adaptarme a otros tantos equipos diferentes de trabajo, con un éxito absoluto. ¿Y vosotros? ¿Cuáles son vuestros puntos fuertes y qué necesitáis mejorar?

Anuncios

8 pensamientos en “¿Por qué debería contratarte a ti? Habilidades sociales (II parte)

    • Me alegra que te haya gustado, Noemí, gracias a ti! Yo creo que la asertividad es la más difícil para la mayoría, por el delicado equilibrio que exige y porque lo que para ti es asertivo para una persona pasiva puede ser agresivo, pero está claro que se puede trabajar, y con el tiempo lo conseguiremos!
      Un saludo!

  1. Hola Sara
    De mí se dice que soy buen comunicador y que trabajo bien en equipo. La flexibilidad me cuesta más porque suelo ser un poco cabezón.
    Un saludo

    • Gracias por comentar, Antonio! Ser buen comunicador tampoco es fácil, y si encima son los demás quienes dicen que lo haces bien, seguro que lo puedes aprovechar mucho en tu favor. Aunque con tu blog y tus ponencias seguro que no tienes problemas 🙂
      A veces no es malo ser cabezón, y si trabajas bien en equipo igual eres más flexible de lo que piensas, ¿no crees?

    • Hola Rina, gracias, me alegro de que te parezca interesante. El tema de la asertividad me gustaría desarrollarlo más adelante, porque en la profesión de RRHH es muy importante, ya que todo lo que nos encontramos no es bonito. ¿En qué extremo dirías que te encuentras, aunque no sea siempre? En la pasividad, que es lo más común o en la agresividad?.
      Saludos.

  2. Hola… Buen artículo, de acuerdo a tu experiencia qué técnicas recomendarías para mejorar el aspecto de la comunicación? Cómo se puede mejorar en el manejo de público? Y ser más claro con las ideas que se quieran dar. Gracias, saludos desde Colombia

    • Hola Andrés,
      Ante todo gracias por comentar y por interesarte. Respecto a la pregunta que planteas, el post que tenía planeado para esta semana tratará precisamente de la comunicación, de modo que puedes encontrar consejos útiles. De todas formas, me parece que tu pregunta trata sobre hablar en público, no necesariamente un público grande, basta con hacer una pequeña presentación delante de los compañeros, ¿verdad?
      En principio dependerá de lo que quieras conseguir de tu auditorio: convencer, informar, enseñar o actualizar una información, pero en cualquiera de esos casos lo más importante es que tengas claro tu objetivo. Y el objetivo final es lograr que tu público recuerde los aspectos básicos de lo que has presentado.
      Para esto cuida bien tu comunicación no verbal (gestos, vestimenta) para que no distraiga a nadie sobre lo que estás contando.
      en segundo lugar, prepara bien tu discurso: una estructura clara y lógica, sé breve, apóyalo con material visual (PowerPoint es el más socorrido). Ensaya cuantas veces necesites, nadie aprendió en un día.
      Y recuerda, durante ese discurso, repetir los conceptos clave para que queden claros: en la entrada, durante el discurso y como resumen final. No olvides abrir un turno de preguntas para que todo el que lo necesite hable de lo que quiera aclarar o aporte lo que desee.
      Además de eso, no te preocupes por los nervios, es normal y se quitan un poco con la práctica.
      Si necesitas mejor asesoramiento, te invito a que contactes conmigo a través de mi formulario y poder así ayudarte de forma más precisa.
      Un saludo, Andrés!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s