Tengo una pregunta para ti

preguntas

Una de las partes más controvertidas de una entrevista y donde más cosas se pueden demostrar acerca de uno mismo es el momento en el que el entrevistador te da la oportunidad de hacer tú las preguntas.

En ese momento puedes hacerle saber tu interés acerca de la empresa, el nivel de conocimientos que tienes, tu proactividad e incluso le puedes hacer saber que no te interesa trabajar en cualquier sitio, sino que verdaderamente crees que su empresa te puede aportar mucho pero quieres saber hasta qué punto. Es decir, te da valía como candidato.

En el caso particular de que quieras dedicarte al área de RRHH, este apartado cobra una importancia especial, ya que se supone que debes tener cualidades para conocer cosas de la otra parte a partir de tus preguntas y que debes tener capacidad analítica para extraer conclusiones a partir de datos y de conversaciones con los miembros de la empresa.

Entonces, ¿qué preguntas puedes hacer para demostrar todo esto?

En primer lugar, y por mucho que se hayan explayado explicándote cosas acerca del funcionamiento de la empresa y el departamento (he tenido entrevistas donde prácticamente me han hecho un croquis) siempre hay alguna laguna, aunque sea algún charquito. De modo que la opción “no, gracias, me ha quedado todo perfectamente claro” está descartada.

Antes de ir a la entrevista, hay que tomar en consideración la situación de que te lo expliquen todo y llevar algunas preguntas preparadas para el caso de que parezca que no ha quedado nada sin explicar, aunque sin duda es mejor que las preguntas surjan de un modo natural y acorde con la exposición del entrevistador.

Éstas son algunas cuestiones que puedes plantear, bien demostrando tu propia iniciativa o bien al hilo de algunas de las cuestiones comentadas a lo largo de la entrevista:

preguntas2¿Cuáles serían mis funciones dentro del equipo?

¿Qué tipo de características personales y profesionales estáis buscando incorporar al equipo?

¿Cómo es el ambiente de trabajo?

¿Qué proyección profesional buscáis para los empleados?

¿Cómo medís el rendimiento y los logros de las personas en la empresa?

¿Qué canales de comunicación existen para informar y recibir feedback?

Recordad que una buena entrevista se caracteriza por ser una conversación agradable en la que el seleccionador busca conoceros mejor para ver si os adaptáis a lo que buscan pero, como en cualquier conversación, es agradable ver que tu interlocutor muestra interés por ti. En este caso, me refiero a la importancia de mostrar interés por la empresa, con cuestiones concretas acerca de la situación y datos que hayáis podido conseguir en vuestra búsqueda, mostrando interés positivo si habéis visto que están en proceso de expansión y también un interés discretamente preocupado si habéis visto que han tenido que efectuar ciertos “recortes” o “reorganizaciones” en la plantilla o en las oficinas. Como mínimo la impresión será positiva.

Como último dato importante a tener en cuenta, aprovechad toda la información que os brindan vuestras preguntas en vuestro favor, coged cada dato que os ofrece el entrevistador y volcadlo hacia vuestro lado. Un entrevistador avispado se dará cuenta y lo valorará positivamente y un entrevistador menos avispado pensará “qué suerte, se adapta muy bien a lo que necesitamos” y en consecuencia lo valorará positivamente.

¿Qué preguntas habéis realizado en vuestras entrevistas?