Tengo una pregunta para ti

preguntas

Una de las partes más controvertidas de una entrevista y donde más cosas se pueden demostrar acerca de uno mismo es el momento en el que el entrevistador te da la oportunidad de hacer tú las preguntas.

En ese momento puedes hacerle saber tu interés acerca de la empresa, el nivel de conocimientos que tienes, tu proactividad e incluso le puedes hacer saber que no te interesa trabajar en cualquier sitio, sino que verdaderamente crees que su empresa te puede aportar mucho pero quieres saber hasta qué punto. Es decir, te da valía como candidato.

En el caso particular de que quieras dedicarte al área de RRHH, este apartado cobra una importancia especial, ya que se supone que debes tener cualidades para conocer cosas de la otra parte a partir de tus preguntas y que debes tener capacidad analítica para extraer conclusiones a partir de datos y de conversaciones con los miembros de la empresa.

Entonces, ¿qué preguntas puedes hacer para demostrar todo esto?

En primer lugar, y por mucho que se hayan explayado explicándote cosas acerca del funcionamiento de la empresa y el departamento (he tenido entrevistas donde prácticamente me han hecho un croquis) siempre hay alguna laguna, aunque sea algún charquito. De modo que la opción “no, gracias, me ha quedado todo perfectamente claro” está descartada.

Antes de ir a la entrevista, hay que tomar en consideración la situación de que te lo expliquen todo y llevar algunas preguntas preparadas para el caso de que parezca que no ha quedado nada sin explicar, aunque sin duda es mejor que las preguntas surjan de un modo natural y acorde con la exposición del entrevistador.

Éstas son algunas cuestiones que puedes plantear, bien demostrando tu propia iniciativa o bien al hilo de algunas de las cuestiones comentadas a lo largo de la entrevista:

preguntas2¿Cuáles serían mis funciones dentro del equipo?

¿Qué tipo de características personales y profesionales estáis buscando incorporar al equipo?

¿Cómo es el ambiente de trabajo?

¿Qué proyección profesional buscáis para los empleados?

¿Cómo medís el rendimiento y los logros de las personas en la empresa?

¿Qué canales de comunicación existen para informar y recibir feedback?

Recordad que una buena entrevista se caracteriza por ser una conversación agradable en la que el seleccionador busca conoceros mejor para ver si os adaptáis a lo que buscan pero, como en cualquier conversación, es agradable ver que tu interlocutor muestra interés por ti. En este caso, me refiero a la importancia de mostrar interés por la empresa, con cuestiones concretas acerca de la situación y datos que hayáis podido conseguir en vuestra búsqueda, mostrando interés positivo si habéis visto que están en proceso de expansión y también un interés discretamente preocupado si habéis visto que han tenido que efectuar ciertos “recortes” o “reorganizaciones” en la plantilla o en las oficinas. Como mínimo la impresión será positiva.

Como último dato importante a tener en cuenta, aprovechad toda la información que os brindan vuestras preguntas en vuestro favor, coged cada dato que os ofrece el entrevistador y volcadlo hacia vuestro lado. Un entrevistador avispado se dará cuenta y lo valorará positivamente y un entrevistador menos avispado pensará “qué suerte, se adapta muy bien a lo que necesitamos” y en consecuencia lo valorará positivamente.

¿Qué preguntas habéis realizado en vuestras entrevistas?

Anuncios

HumoR se escribe con HR

Como decía en mi bienvenida, en esta vida no todo va a ser sufrir, y una de las máximas de la mía y que recomiendo a todo el mundo es sonreír y reír todo lo que se pueda.

Sara 001No voy a adentrarme en los beneficios de la risa, que son muchos y han sido muy desarrollados en muchos sitios, pero el más importante de todos merece una mención: se trata de la producción de endorfinas. Las endorfinas son conocidas como la hormona de la felicidad, y está demostrado que cada vez que sonreímos se generan este tipo de hormonas en nuestro organismo. Al generarse, nos producen sensación de bienestar y conseguimos ver las cosas de forma más positiva, todo ello en una reacción en cadena que se produce mediante química en nuestro cuerpo y en nuestra mente, y la mecha es… una simple sonrisa.

Elsa Punset es una gran embajadora de la sonrisa y propone en su web algunos trucos que todos podemos seguir para no dejar de sonreír:

  • Escribir una frase absurda en un sitio donde lo podamos ver cada día y cambiarla regularmente. Al leerlo, nos hará sonreír y qué mejor manera de empezar el día.
  • Pensar cada día en tres cosas que nos hayan hecho reír. Un adulto ríe una media de 18 veces al día (lo cual es poquísimo), así que nada más fácil que recordar sólo tres. cada día veremos cómo nos resulta más fácil pensar en esas tres cosas y podemos ir subiendo a cinco, diez…
  • Cuando nos pase algo malo y nuestros amigos o familiares nos pregunten, tenemos la opción de explicarlo abatidos y negativos, tal y como ha sido. Pero Elsa nos propone explicarlo como si hubiera sido 1.000 veces peor, es decir, llevarlo hasta el extremo más absurdo. Por raro que parezca, esa manera de explicar las cosas provoca el efecto contrario, que es ver la situación con comicidad y como algo no tan grave. Entiendo que esto particularmente puede no ser válido para algunas situaciones verdaderamente extremas, pero creedme, una historia cambia mucho de “fatal, llegué a la entrevista sudando, le di la mano toda mojada al seleccionador, luego al salir me di cuenta de que al sudar se me transparentaba la ropa interior y cuando llegaba a casa, me cagó un pájaro en el pie” a esta otra forma de contarlo: “fatal, una odisea, vamos, es que no me han podido pasar más cosas, salgo de casa con el abrigo y de repente más calor que en un asador de pollos, claro, cuando llegué al sitio estaba toda sudada. Como tenía que esperar, digo, voy a aprovechar para secarme un poco el sudor de la frente al menos, me doy la vuelta, me lo seco y cuando me vuelvo de nuevo, el entrevistador allí, así que le sonrío, le doy la mano y no te lo pierdas ¡me he secado el sudor con la mano izquierda y el hombre es zurdo!!! Toda la mano mojada, horroroso, vamos…Encima salgo y mientras bajo el ascensor me doy cuenta de que se me transparenta el sujetador con el sudor, por favor, ¿algo más? Pues sí, colofón final, fin de fiesta, el súmmum… llegando a casa noto un golpe en el pie, bajo la vista y una caca de pájaro del tamaño de una de vaca!!”. A estas alturas tu interlocutor se está riendo y tú también, y te das cuenta de que ha ido fatal, pero por lo menos no estás depre. ¿Lo veis?

Para promover nuestras sonrisas diarias, os dejo un par de viñetas y un vídeo que, estando relacionados con el entorno de RRHH, nos hagan sonreír un poco ya que, si no nos tomamos la vida un poco en broma, no saldremos vivos de ella.

Dicen algunos directivos que es muy difícil actualmente encontrar al candidato perfecto, ¿qué pasaría si lo encontrasen?

Yo creía que se me daban mal las entrevistas…

Y para terminar, los geniales actores de Vaya Semanita (y no, no es el vídeo de La Voz Laboral)

SOY TU CAPITAL #noquieroserportadaLS

fotogrupo

Como sabéis, hace una semana estrenamos el proyecto “No quiero ser portada de los lunes al sol”.

– ¡Yo no lo sé! – grita una persona al fondo.

De acuerdo, pues os comento brevemente la idea. Un grupo de personas, cansadas de que se nos tilde de “parados”, decidimos dar voz e imagen a tantas personas que no quieren estar sentadas esperando a que les llegue el paro o se les acabe la prestación, personas que se mueven a diario, que luchan por sus carreras profesionales, por sus familias, por sus vocaciones… Y aquí estamos (y en Facebook, y en Twitter, y en LinkedIn…). Así que les pedimos a una serie de grandísimos profesionales en activo que cada semana apadrinen a otra serie de grandísimos profesionales que no encuentran su oportunidad, escribiendo para nosotros. Y cuando digo nosotros, digo TODOS nosotros, todo aquellos que participamos en esta iniciativa, aquellos que ayudan con sus publicaciones a encontrar trabajo, aquellos que, en definitiva, quieren dejar de ser protagonistas de la portada de “Los lunes al sol” para ser protagonistas de su propia vida.

Desde aquí queremos decirle a todo el mundo que nosotros somos el capital, el capital humano que da verdadera vida a las empresas.

Esta semana nos apadrina Xose Alberte, un orientador laboral de Vigo, al que recomiendo que prestéis atención porque dice grandes verdades:

Orientador laboral trabajando en 2.0, rrhh, mercado laboral, formación y todo lo relacionado con las personas, el desarrollo profesional y el mundo del empleo. Es autor del blog empregoalberte.wordpress.com

Orientador laboral trabajando en 2.0, rrhh, mercado laboral, formación y todo lo relacionado con las personas, el desarrollo profesional y el mundo del empleo.
Es autor del blog empregoalberte.wordpress.com

“Llevo ya bastantes años en orientación laboral y en otras funciones relacionadas con la promoción económica, el empleo y, en fin, el trabajo con personas en el mercado laboral.
Como comento con muchos/as compañeros/as de profesión, nunca nos habíamos enfrentado a una situación similar a la actual. Ni mínimamente parecida.
Continuamente nos encontramos frente a personas competentes y capaces, algunas con profesiones muy afectadas por la tecnología y otros factores, pero muchas otras, con un saber hacer de valor en la actividad económica actual. Personas responsables, y competentes que se han visto golpeadas por las consecuencias de una crisis larga y profunda.
El mercado laboral español presenta unas características realmente complicadas, algunas de carácter global, otras más nuestras, pero todas necesitadas de respuestas contundentes y valientes. Respuestas que se necesitan con urgencia.
Mientras esto no sucede nos encontramos con millones de personas atrapadas en un escenario con poca iniciativa. Un escenario que parece empujar a la parálisis, al desaliento y al pesimismo. Así que se hace imprescindible recordar que el desempleo es un problema de todos, un problema común. Y para su solución pasa por el granito de arena que cada uno/una aporte. Parte del compromiso de todos.
Con el apoyo y el esfuerzo del conjunto podremos, no sólo soportar la situación, también obtener resultados. Resultados que vendrán porque contamos con personas que “hacen cosas”. Y esto es lo importante, “hacer cosas”. Proponer, ofertar, colaborar, formarse, conectar, reunirse, aportar, participar, ayudar, cooperar, solucionar. Se trata de hacer esto.
De tomar la iniciativa y las riendas de nuestro futuro laboral para superar la situación de desempleo.
Tal y como lo hacen las personas que participan en #NoQuieroSerPortadaLS y muchas otras que, en este momento, pasan por situaciones difíciles, y no en pocos casos, novedosas en sus vidas. Pero no sólo están presentes si no que luchan por permanecer en el mercado de trabajo y mostrarle todo lo que saben hacer, todo lo que pueden solucionar, todo lo que pueden aportar.
Es momento de redoblar nuestros esfuerzos, los de las personas que buscan empleo y el de quienes, de una u otra forma, trabajamos en el mercado laboral. La madre de esta iniciativa, Ana Carmen Moruga, es un gran ejemplo del esfuerzo y compromiso que necesitamos.”

Y a continuación, los invitados de honor de la semana!

JAVIER PÉREZ GARCÍA

Reconozco que ponerme a escribir un texto sobre cómo me siento en mi situación de desempleado es una tarea mental algo complicada, pero anteayer leí un artículo de Juan Carlos Barceló (@juancbarcelo en Twitter, muy recomendable la lectura de su blog www.redeshumanas20.com ) titulado “La estigmatización del desempleado”, y al reflexionar sobre él, me sentí plenamente identificado con sus palabras.

Cuando cesé en mi último trabajo como tele-operador en diciembre de 2008, uno pensó que, con mi currículo como comercial formado en la dura cantera de la venta a domicilio de libros, encontrar trabajo de nuevo no iba a ser una tarea tan complicada(todavía la crisis no estaba tan instalada en este país como por desgracia ocurre en el momento actual); pero hete aquí que me encontré con el síndrome de “Usted empieza a ser mayor”. Y es que cuando uno roza la cuarentena o la sobrepasa como es mi caso, empieza a recibir respuestas en alguna entrevista de trabajo del tipo: “su perfil no es el adecuado, buscamos gente más joven y dinámica(???)”, o bien “¿cómo es que con su edad no tiene su vida profesional resuelta?”.

Tras unos meses recibiendo este tipo de respuestas, reconozco que cesé un tiempo en mi búsqueda activa de trabajo, centrándome en continuar mis estudios de Derecho que retomé tras largo tiempo; craso error el de cesar en la búsqueda, puesto que, cuanto más tiempo y más alejado está uno del complicado mercado laboral, menguan las posibilidades de volver a encontrar trabajo. Y lo peor no es eso: como bien explica Barceló, lo peor es que el desempleado de larga duración, como es mi caso, se transforma en un individuo al que ciertos sectores de la sociedad rechazan como si fuese un vago o un individuo sin formación ni valores.

Por ello, agradezco esta magnífica oportunidad que se me brinda y la esperanza que se abre para muchos desempleados como yo. Mi experiencia profesional ha ido casi toda encaminada al ámbito comercial, aunque mis inquietudes están encaminándose hacia el terreno del marketing y de los entornos 2.0; en cualquier caso, sería bienvenida cualquier oferta en todos los ámbitos del sector de ventas.

MERI MUÑOZ OTERO

Ahora mismo estoy animada a seguir, ilusionada, dispuesta a aprovechar el tiempo libre que voy a tener, y la formación que voy a “absorber”.
Creo que ya he superado la etapa de tristeza donde el miedo a “¿Qué pasará?” era el protagonista. He vivido épocas peores, y aunque ya no cuente con mis queridos 20 o 30 años, tengo mi experiencia, mi fuerza y enormes ganas por aprender.

Se abre una nueva etapa delante de mí y lo que no pienso hacer, es verla pasar desde el interior de un pozo. Con la cabeza bien alta la voy a saludar, de frente, y le voy a ofrecer la mejor de mis sonrisas.

Siempre me apasionó la psicología, el funcionamiento de la mente humana. Por razones económicas no tuve la oportunidad de estudiar lo que yo quería. Lo que yo nunca me pude imaginar es que el nacimiento y desarrollo de mi hija iba a despertar mi verdadera pasión: la pedagogía. Gracias a ella he conocido ANHIDA, una asociación de Vigo de niñ@s con TDA/H, con la que colaboro. Me siento bien haciendo todo lo posible por aumentar la esperanza de l@s padres de est@s niñ@s, al mismo tiempo que la calidad de vida de estos pequeñ@s. Me siento satisfecha y emocionada. Y con el paso del tiempo me encuentro con capítulos de mi vida como éste: hace unos días conocí a una madre, que hace algún tiempo, en esta misma asociación,  vio colgado un trozo de periódico con unas letras dirigidas a cartas al director del faro de Vigo. Desde aquel mismo momento la lleva siempre con ella en su bolso, por una sencilla razón: describí de forma bastante acertada lo que ella sentía.  Cuando la sacó de su bolso me eché a llorar. No cabe mayor satisfacción. Ahora sé que mi pasión está en la educación y en poder ayudar a adquirir una mejor calidad de vida para est@s y otr@s niñ@s.

VÍCTOR VALE VARELA

Tengo días de tirar la toalla, no lo puedo negar ya que se me nota bastante. Suele durar unas pocas horas, pero intento que pase rápidamente. Se siente frustración, ira, cansancio, dejadez, fatiga… no me gusta verme así, pero creo que es un ejercicio saludable, para desestresar, para pillar más impulso. Después miró hacia atrás y pienso que no es el momento de rendirse, que después de luchar tanto para llegar hasta aquí, no puede bajarme del tren ahora.

Procuro que mi camino hacia un empleo, además de ser un periodo de transición, se convierta en un periodo de aprendizaje: sobre la marca personal, sobre los recursos humanos, sobre el mundo 2.0, sobre como mejorar la creatividad y, sobre todo, llegar a conocerme realmente a mi mismo.

Me apasionan los recursos humanos, me encantan. Creo que es el departamento clave de la empresa, el pilar básico de todo. Descubrí la gestión de las personas tarde, después de estudiar turismo, después de estudiar relaciones laborales; pero cuando se mostraron delante de mi, no los pude dejar pasar, ni pude dejar de formarme, ni de profundizar, ni de crecer como profesional, ni de aprender a amarlos/odiarlos. Son mi objetivo, son mi meta, es el lugar en dónde quiero estar, la primera meta de un trayecto de muchas etapas.

MARÍA PALACIO MÁRQUEZ

LinkedIn: es.linkedin.com/pub/maría-palacio-márquez/51/1b3/354 Blog: http://mariapalaciomarquez.blogspot.com.es/ -  María trabaja su marca personal bajo el nombre "Marpalm-Art", y podéis encontrar algunas de sus creaciones en su blog de complementos: http://marpalmart.blogspot.com.es/ -

LinkedIn: es.linkedin.com/pub/maría-palacio-márquez/51/1b3/354
Blog: http://mariapalaciomarquez.blogspot.com.es/
María trabaja su marca personal bajo el nombre “Marpalm-Art”, y podéis encontrar algunas de sus creaciones en su blog de complementos: http://marpalmart.blogspot.com.es/

España: Un país que corta alas, en vez de soplarnos para volar.

Pues bien, aquí estoy, una más que se suma al carro del desempleo en este país. ¿Mi situación? Desesperante, al igual que la de muchos de los que leeréis este artículo, así que en ese sentido, ninguna novedad.

Empezaré por contaros un poco quién soy y a qué me dedico:

Primero, decir que soy Licenciada en Bellas Artes, con doble especialidad: Pintura y Restauración y Conservación. Hace dos años que finalicé mi carrera y como era de esperar, evidentemente no encontré trabajo por ningún lado (de nuevo nada fuera de lo común). Por lo que decidí realizar el Máster de Profesorado, así que sumé un titulillo más a mi currículum. Y es que en esto consiste nuestra vida hoy por hoy, ese es nuestro objetivo, gastar y gastar dinero para ir engordando nuestro currículum, para que el día de mañana (si es verdad que esta situación remonta) nos peguemos piñas unos a otros tirándonos los tochos de CV a la cara. Gastar, gastar y gastar dinero, eso es.

¿Mi máster? Una pena, ¿Las oposiciones? Congeladas…. estupendo, lo que todos queríamos.

Y para colmo en los colegios privados y concertados nos exigen el tan solicitado titulillo de idiomas. Eso está muy bien,  señores, jamás en la vida se le ha dado en este país importancia a que los españoles tengamos conocimiento de un segundo idioma, y ahora…¡¡¡¡NOS LO EXIGEN PARA SER CONTRATADOS!!!! Estupendo, a seguir desembolsando en academias de idiomas, eso está MUY BIEN.

Lo peor de toda esta situación, es que somos seguramente una de las generaciones más preparadas y capacitadas, pero lamentablemente, la mayoría  de nosotros no paramos de echar becas y volar al extranjero para poder… para poder simplemente dar un pasito más en esto de vivir, para poder empezar nuestra vida.

Yo por lo menos, no paro de echar becas. Dios mío y es que yo no sé vosotros, pero yo tengo un vicio ya rellenándolas, que a pesar de que te ponen mil impedimentos para que consigas acabar de completarlas, las relleno en un plis‐plas!

No sé si os pasaría lo mismo, pero la verdad, yo tenía un sentimiento un poco reacio a apuntarme al paro… No sé, me sentía un poco “fracasada” al imaginarme con mi carpeta relleeeeeeeeeeeena de titulitos a la oficina de desempleo. Peeeeero! Al final hace un par de meses no tuve más remedio que aparecer por allí. Y fíjense qué me pasó. No viene al tema, pero me parece algo curioso como aquí en España, el prejuicio es algo que está a la orden del día, y lo peor de todo, es que éste se presenta en cualquier situación: desde cualquier entrevista de trabajo, hasta la propia oficina del INEM. Y es que señores, aquí en España  somos unos superficiales de cuidado. Pues bien, me dieron cita para aparecer por allí, y casualmente me coincidió con la hora del gimnasio, así que decidí ir para allá y salir pitando para el “gym” justo después de terminar. Así que allá fui, con mi carpeta en mano y mis pintas de gimnasio: mallas, zapatillas de deporte, sudadera y para rematar un moño de mari total. Tras esperar un buen rato allí, me tocó el turno. Así que me senté en la mesa que me correspondía. Saludé correctamente a la mujer y empezó con el interrogatorio ordinario. Solamente empezar, y ya la lió. Empezó por el apartado de titulaciones así que mientras miraba su ordenador me dijo:

‐Vamos a verrrrrr…..mmmm María, vamos a empezar por las titulaciones.

‐Estupendo (dije yo)

Ella, lentamente aparta su mirada del ordenador, me mira por encima de sus gafas (desde la punta de mi moño de mari, hasta donde le permitía su mesa de trabajo) y gloriosamente después de hacerme un análisis increíble, me suelta la buena señora.

‐Mmmm… ¿Tu titulación más alta que es Bachillerato no? En ese momento  se me cambia la cara.

‐Pues mire señora no es Bachillerato, soy doble Licenciada y la titulación más alta es de Master, gracias, no soy ninguna Nini ¬¬’.

Ese fue mi momento de gloria: elevé mi carpeta rellena de títulos, se la estampé en la cara y la tuve media hora rellenando mi currículum. Así que esa es hoy por hoy mi situación, aquí estoy, a la espera de recibir alguna llamada del INEM o de que me den alguna beca para volar al extranjero.

Realizando trabajos de ilustración y con miles de proyectos entre manos que no encuentran ningún tipo de subvención económica ni ayuda. Mientras tanto, seguiré desembolsando dinero y arruinando a mis padres para poder seguir engordando mi currículum, el cual espero, que algún día sea valorado.

¡¡¡GRACIAS ESPAÑA!!!

SARA AZOGUE GARZÓN

Cuando veo las cifras de paro juvenil, me llevo las manos a la cabeza. ¿Cuánto talento joven y dispuesto se está echando a perder sólo por no emplear tiempo y esfuerzo en formación? Sobre todo con la preparación que tenemos hoy en día, por la cual la formación que precisamos requiere tan sólo un poco de atención por parte de nuestros compañeros. ¿Hasta qué punto ahorrar unos euros supone un “pro” aceptable frente a cerrar las puertas a cientos de miles de jóvenes? ¿Quién puede medir las consecuencias de dejar a más de la mitad de la población entre 18 y 35 años sin trabajar? Los directivos dicen que ahora, más que nunca, les cuesta encontrar los perfiles que necesitan, las habilidades que requieren…  Los políticos nos animan a emprender ofreciendo míseras ayudas para empezar… Sin embargo, aquí estamos, motivados y creciendo poco a poco, esperando a que un día uno de nuestros CV, una de nuestras entrevistas acabe… ¡con un final feliz!

Mi final feliz consiste en trabajar por y para las personas, en un departamento de RRHH, en una consultora, en una ETT… buscando, encontrando y gestionando todo ese talento, encaminándolo a desarrollarse personal y profesionalmente. Lo que más me gusta: todo. Lo que menos me gusta: aun no ha llegado.

Qué de personas interesantes, ¿verdad? Pero, ¡no os vayáis todavía! Hay una sorpresa final… Se habla mucho del 2.0, del network online y demás, pero todos conocemos la importancia del mundo 1.0, antes conocido como mundo real en carne y hueso.

Los compis de #noquieroserportadaLS le damos auténtica importancia a este lado de las relaciones humanas, y nos ha encantado que nuestro padrino de esta semana y nuestro primer invitado hayan quedado en persona y nos hayan enviado… ¡esta maravillosa foto!

Xose y Javier

Xose y Javier

Esperamos haberos dejado buen sabor de boca y, como guinda, un aperitivo de la entrega de la semana que viene. Sólo diré que el padrino será Juan Carlos Barceló, profesional de Recursos Humanos y el blog anfitrión, el de Julio “Julico” Amigo. ¡No os lo perdáis!

Mientras tanto, os dejo con el link de nuestro blog, donde podéis encontrar muchas más personas que no quieren ser portada de Los lunes al sol: http://noquieroserpls.blogspot.com.es/2013/04/soy-tu-capital-noquieroserportadals-por.html

“El efecto halo” o porqué todas las guapas son simpáticas

Brangelina

Brangelina

El efecto halo, en psicología, es un fenómeno según el cual las personas tendemos a asociar características de personalidad a alguien basándonos sencillamente en su imagen personal, en el sentido de que si eres atractivo tienes más posibilidades de que los demás piensen que, además, eres simpático o buena persona.

Susan Boyle

Susan Boyle

También existe el efecto halo negativo, que es lo-mismo-pero-al-revés, es decir, si tu imagen es sucia y desaliñada o tienes una cara difícil de mirar te resultará más complicado saltar la barrera emocional del resto de personas a fin de que tengan una buena opinión de ti.

Esto es algo en lo que todos caemos, si no me creéis pensad en vuestro grupo de amigos/as y en cómo cuando había un chico/chica nueva, no digo guapo sino atractivo, automáticamente todos los miembros del grupo del sexo opuesto decían “Y además es simpático”, cuando para la otra mitad estaba claro que era más soso/a que un cascabel sin relleno. En el caso de las mujeres (y esto es mi apreciación personal) es curioso porque pensamos que somos más objetivas y que no somos tan indulgentes con el tío alto, moreno y fuerte que acabamos de conocer, pero luego caemos enganchadas en cualquier historia del tipo “me gustan los cachorritos”. Es el mismo efecto y caemos igual.

En estos últimos tiempos se nos insiste mucho en el cuidado de la imagen personal, en que la primera impresión es la que cuenta y que no hay segundas oportunidades, y es cierto que es necesario estar atento a estos detalles para proyectar la mejor imagen posible de cara a entrevistas, clientes, jefes, visitas… sin perder nunca de vista nuestra identidad y naturalidad.

Pero como profesionales de Recursos Humanos tampoco podemos perder de vista que tratamos con personas y que la mayoría de personas tendrán una definición de buena imagen diferente de la nuestra, así que no sería justo dejarnos llevar por ella a fin de valorar lo más adecuadamente posible las capacidades y actitudes de los candidatos.
La tolerancia, el respeto y la paciencia son cualidades más que deseables en cualquier trabajo relacionado con personas y en cualquier área de RRHH, no podemos dejarnos llevar por una primera impresión positiva ni negativa, debemos esperar a conocer al candidato adecuadamente (siempre que los plazos lo permitan) y tomar una decisión objetiva en base a la conversación mantenida.

De igual modo, a aquellos que estáis al otro lado de la mesa con la esperanza de conseguir el puesto os digo que atendáis a los detalles, pero que no le deis al tema de la imagen exterior más importancia de la que precisa, no es bueno que el seleccionador os recuerde por vuestro pelazo.

Como conclusión, os propongo dos ejercicios:

En el primero de ellos, prestad atención la próxima vez que conozcáis a alguien atractivo o poco agraciado a las reacciones del resto del grupo y valorad individualmente si sus opiniones se corresponden con lo que habéis observado acerca del recién conocido.

En segundo lugar y como broma para apoyar mi teoría de que las mujeres percibimos otro tipo de efecto halo, fijaos en la apariencia de las parejas que hay a vuestro alrededor (cualquiera que veáis por la calle) y pensad en lo siguiente: ¿a que hay muchas más parejas compuestas por mujer guapa-hombre feo que al revés?

 ¡FELIZ DÍA INTERNACIONAL DE LA FELICIDAD!

Pictures

¿Y si el dinero no fuese una motivación?

y si el dinero no fuese una motivacionEl post de esta semana me está llevando más tiempo del que había planeado y por otro lado estas semanas dispongo de menos tiempo. Aun así, y motivada por las declaraciones del ministro de educación Wert, acerca de que en estos tiempos de crisis hay que olvidarse de nuestras apetencias formativas y mirar por nuestro futuro en las carreras y profesiones que mayor salida profesional tienen, he querido compartir este vídeo narrado por el filósofo Alan Watts, que contiene una reflexión acerca de este mismo tema:

<< ¿Qué te motiva? ¿Qué tipo de situación te gustaría? Es un planteamiento que hago frecuentemente como guía vocacional de estudiantes. Vienen a mí y dicen “Bueno, hemos terminado la universidad y no sabemos qué hacer”. Entonces siempre hago la pregunta: ¿Qué te gustaría hacer si el dinero no fuese el objetivo? ¿Cómo realmente disfrutarías viviendo tu vida?

Es increíble el resultado de nuestra educación, montones de estudiantes dicen “Queremos ser pintores, queremos ser poetas, queremos ser escritores… pero todo el mundo sabe que no puedes ganar apenas dinero haciendo eso”. Otros dicen “Me gustaría vivir en el campo y montar a caballo”, yo digo “¿Quieres dar clases en una escuela de equitación? Planteémonoslo, ¿qué quieres hacer?”.

Cuando finalmente llegamos al punto en que dice qué quiere hacer realmente, le digo “Hazlo y… olvida el dinero, porque si dices que conseguir dinero es lo más importante te pasarás la vida perdiendo completamente el tiempo, estarás haciendo cosas que no te gustan para poder seguir viviendo y seguir haciendo cosas que no te gustan, ¡lo cual es una estupidez! Mejor tener una vida corta llena de cosas que te gusta hacer, que una larga vida perdida de forma miserable”.

Y al fin y al cabo, si realmente te gusta lo que haces, no importa lo que sea, podrás finalmente convertirte en un experto en ello. La única forma de convertirte en un experto es cuando realmente te pones a ello y entonces eres capaz de sacar de ahí buenos sentimientos, por lo que no te preocupas tanto. Todo el mundo está interesado en algo, lo que sea en lo que tú estás interesado lo descubrirás pronto.

Es totalmente ridículo gastar tu tiempo en cosas que no te gustan para poder gastar dinero en cosas que no te gustan, y enseñar a nuestros niños a seguir el mismo camino. Mirad lo que estamos haciendo, estamos cogiendo a los niños y educándolos para vivir el mismo tipo de vida que estamos viviendo con el fin de que puedan justificarse a sí mismos y encontrar satisfacción en su vida educando a sus niños para que eduquen a los suyos y ellos a su vez hagan lo mismo, por lo que  siempre nos quedamos a medio camino. Nunca se llega a nada y por tanto es importante considerar esta pregunta: ¿Qué es lo que deseo?>>

Es mi reflexión para hoy y mi pregunta para vosotros, ¿estaríais haciendo lo mismo si no fuese necesario el dinero? ¿Es posible sentirse bien realizando un trabajo sin que medie una compensación económica? ¿Se darán cuenta las organizaciones de que a todo el mundo no le aporta lo mismo una cantidad mayor a final de mes? Porque es indudable que si tu respuesta a la primera pregunta ha sido “SÍ”, para ti no tiene el mismo valor un extra de 200 euros a final de mes como para una persona que hace lo mismo por dinero. Si tu respuesta ha sido “sí”, para ti tendrá mucho más valor el salario emocional que te pueden aportar las organizaciones, como inversión en formación, apoyo de tu marca personal, apoyo a proyectos personales… que harán de ti un profesional más completo en todos los niveles.

Os dejo el enlace del vídeo: What if money didn’t matter?

And the winners are…

liebster-award_pakortiz

Ayer conocía por primera vez lo que era el Liebster Award, un pequeño pero a la vez gran premio otorgado por un compañero bloguero en reconocimiento a tu esfuerzo y para ayudarte a darte a conocer por la blogosfera. Lo veía en el blog de Eva Collado Durán y pensé “vaya idea tan interesante y motivadora”, así que entré a ver las nominaciones de Eva, que tiene un blog maravilloso, ya que no me quería perder ninguno de esos blogs.

Luego terminé de escribir mi entrada para publicar esta mañana y… a la cama.

Esta mañana madrugué y, como siempre, eché un vistazo al móvil aún acostada (cualquier día me quedaré ciega). Sin salir de mi asombro, Víctor Candel me había escrito en Twitter un DM para decirme que había nominado mi blog con el Liebster award. “¿¿En serio??”, le escribí, y aquí estoy, ¡posteando! Sigue leyendo

Cómo saber si la entrevista te fue bien

Después de tanto sacrificio, después de tanto tiempo, después de tanto esfuerzo (o no) por fin has conseguido esa entrevista en aquella empresa en la que tanto deseabas trabajar. Te has preparado bien, has cumplido con todos los requisitos de apariencia, comunicación verbal y no verbal, llegaste bien de hora, llevaste la documentación…

Pero ahora que has salido, ¿qué pasa?  ¿A esperar y esperar por si te avisan de que sí has sido seleccionado o de que no lo has sido? ¿Morderte las uñas en casa mirando el correo y el teléfono a todas horas?

morderse las uñasEn principio sí, pero basándome en mis experiencias y en algunos artículos, he recopilado algunas señales que pueden ayudarte a pasar mejor el trago de la espera. Sigue leyendo